jueves, 4 de agosto de 2011

El canoero

Ya que últimamente no me salen fácilmente las palabras escritas, las dejo en otra versión. La canción la canto yo, como muchas veces, en la sala de mi casa. Las fotos son de mi viejo, las tomó hace 30 años en el río Caroní y hace unas semanas, en un arrebato de nostalgia, decidí digitalizarlas como un homenaje a tantos buenos momentos que hemos pasado juntos. Quiero pensar que las cosas no van a cambiar.






La Misión

Una casualidad hizo posible que la vida continuara aquel 15 de abril de 1993; pero después de esa nube espesa de polvo ya nada sería igual. ...