Entradas

Aprender a Aprender, Siempre y Para siempre

Palabras de Bienvenida al Seminario: Pensar el Aprendizaje a lo Largo de la Vida
Escuela de Mediadores - Red Distrital de Bibliotecas Públicas - BibloRed
Bogotá, 12 de septiembre de 2019 - Biblioteca Gabriél García Márquez - El Tunal.

Es lunes, son las siete de la mañana, y aunque la neblina aún levita impasible sobre los espejos de agua de la biblioteca, adentro ya hay una actividad frenética y todo parece a punto de ebullición. Es lunes en la mañana, es el día en que nos encontramos, nos conocemos y nos reconocemos; para nosotros es el día de aprendernos y de enseñarnos; es el día de volver a la escuela, nuestra propia Escuela.

Si bien sabemos que las bibliotecas son espacios de aprendizaje, en consecuencia, entendemos que los primeros interesados en aprender y en enseñar, somos nosotros mismos. Somos más de 500 y hemos llegado a coincidir hasta 200 en sesiones simultáneas de la Escuela de Mediadores: hombres y mujeres, en su mayoría jóvenes, que dedican su vida, su corazón y su empeñ…

Presente

El tiempo, su paso incesante, la imposibilidad de retenerlo y las diferentes formas de sentirlo no dejan de despertar en mí una curiosidad casi obsesiva. En ocasiones su vivencia me producen una forma particular de angustia, no me gusta que pase rápido y me da vértigo cuando ocurren muchas cosas en lapsos cortos. Hace muchos años, en una manifestación típicamente adolescente, declaré con firmeza liberadora que no me interesaban el dinero ni el poder. Yo no  trabajaría sin parar para acumular cosas, no; yo pasaría mis días atesorando intangibles: voces, besos, sonidos, historias, paisajes, abrazos y emociones, aventuras y vivencias. Consciente como estaba del inmenso poder de la memoria, decidí que viviría para construir pasados maravillosos y versiones optimistas de futuro.
Durante años aposté por el futuro, pero hoy, en este presente, no estoy tan segura de que sea lo que quiero. La lección vino hace algunos años de mi padre quien murió trágicamente despojado de todos sus recuerdos.…

Todos Los Nombres

4 de mayo de 2019 Ejercicio para el Taller Distrital de Crónica

Allí, como si esperaran a la orilla del tiempo, se encuentran todos los nombres. Están tallados en piedra con la intención expresa de trascender y permanecer más allá de la muerte, grabados como testimonio indeleble de su paso por la vida, en vida, y del amor de quienes les sucedieron en el tiempo.
Algunos nombres son compuestos, largos, emperifollados y, por supuesto, distinguidos; adornados con letras de caligrafía estilizada, con gracia y serifa. Nombres elegantes y bien vestidos que se encuentran arropados por sólidos mausoleos con clara pretensión de eternidad. Algunos son discretos y sofisticados, y en eso reside su elegancia; otros son opulentos y escandalosos, burda y atemporal expresión de esa manera tan particular de ejercer poder, avasalladora y aplastante.
Otros son nombres comunes. Aunque gramaticalmente se trata de nombres propios, la austeridad de sus lápidas los muestra casi como sustantivos genéricos que, e…

La Misión

Imagen
Una casualidad hizo posible que la vida continuara aquel 15 de abril de 1993; pero después de esa nube espesa de polvo ya nada sería igual. Mi forma de estar y de entender este, mi mundo, cambiaría para siempre desde aquel momento. No funcionaba ningún teléfono público, nunca funcionaban en Bogotá, así que por instrucciones del vigilante había ido a buscar un monedero a la tienda más cercana. Salí del centro comercial por la puerta del costado sur y caminé hacia el oriente por la Calle 93, justo un instante antes de que explotara la bomba en la carrera 15. Así, de sopetón, el impacto me devolvió a la realidad dura y despiadada de aquella Colombia ensangrentada a principios de los Noventa. Habitar aquel presente convulsionado se había tornado casi insoportable, así que había decidido sumergirme en el pasado al que accedía por efecto mágico de los libros; y aprovechaba el impulso, el optimismo y la fuerza irracional de los enamorados, para imaginar el futuro al lado del hombre con quien…

Un viaje a la orilla del tiempo

Imagen
Este texto fue publicado originalmente en la web de Señal Memoria https://www.senalmemoria.co/articulos/35-anos-despues-yurupari-regreso-mavicure-cronica

Bogotá, 26 de febrero de 2018

Eran las seis y diez de la mañana y en el puerto había más movimiento del que hubiéramos imaginado. La gente revoloteaba por todas partes mientras nosotros, sin entender mucho de lo que allí ocurría, solo atinábamos a mirar hacia el río, oscuro y apacible. Esperábamos pacientemente en las escaleras del muelle mientras se preparaban las lanchas en las que partiríamos hacia los cerros de Mavicure; nuestro propósito: proyectar una película rodada allí mismo, 35 años atrás. Se trataba del documental “Cerro Nariz, la Aldea Proscrita”, uno de los 72 capítulos de la serie de televisión Yuruparí, joya del patrimonio audiovisual colombiano. Allí, en el Puerto de Inírida, convocados por el Museo Comunitario del Guanía, estábamos representantes de las instituciones responsables de la creación audiovisual colombiana…

Habitar el tiempo de los otros

Imagen
Este articulo fue publicado en la revista Ranchería del Fondo Mixto de la Cultura y las Artes de La Guajira. Abril de 2017. Edición No. 17


¿Cuántas cosas habrían visto aquellos ojos cristalinos, casi vítreos? Se me ocurrió pensar que esa mirada penetrante, altiva y desafiante, expresaba en cada destello las vivencias de quien había vivido muchas vidas, pero también llorado muchas muertes.  Era una mujer wayúu, mayor, y miraba con  escepticismo y desconfianza todo aquello que alguien como yo podría representar: Arijuna, de Bogotá, urbana, universitaria, consultora de una organización internacional; alguien que vino de muy lejos a hablar de algo que a ella le ha tocado muy de cerca, en su vida misma, y en la muerte de los suyos: los Derechos Humanos y la paz. Me atravesó con su mirada y, sin decirme nada, me hizo saber que, entre ella y yo, entre su mundo y el mío, había una distancia inmensa difícil de entender y de salvar.


Antes había ido muchas veces a La Guajira, pero ese día, en D…

Lo común y lo corriente, esa manera femenina de entender la vida

Imagen
Estas son las palabras que leí en el foro: Experiencias y Aportes Fundamentales de las Mujeres en la Construcción de Paz. Comisión de Seguimiento a la Ley de Víctimas. Bogotá 09 de marzo de 2017 - Congreso de la República de Colombia.
He visto a mi madre llorar mil veces junto al recuerdo de su hermano asesinado y de su casa devastada por una violencia, ya casi inmemorial, en el Norte de Boyacá. He visto a mi tía dedicar en vano una tercera parte de su vida a la búsqueda de la más mínima pista que le hablara de su hijo desaparecido en las selvas del Guaviare.  He visto a mis amigas diluirse en lágrimas, y sentir que la vida misma se les iba, llorando la pérdida de un ser querido, o sufriendo el dolor insondable que causa la violencia; esa que se sufre por la decisión consciente y deliberada de otra persona. Pero también he visto a esas mismas mujeres levantarse cada día, durante años, remangarse y encarar la vida cotidiana y doméstica con toda la entereza que le falta a quién se oculta…